domingo, 5 de abril de 2009

Se perdió tu sonrisa.

Cuando no estabas, puse la casa patas arriba. Vacié los cajones, miré detrás del sofá, y debajo de la cama. Pero tu sonrisa no estaba. ¿Dónde la perdiste? Volviste de la calle y seguías sin ella, y sin darme cuenta empecé a perder la mía...

Pero tu mirada se encontró con mis ojos tristes, y por no ver mis lágrimas, intentaste imitar aquella sonrisa tuya que se había perdido, al principio apenas una sombra de lo que era, pero poco a poco, cada vez se parecía más a lo que debía ser. Y la mía no terminó de perderse, volvió por contemplar tu cara, y entonces vimos los dos que, después de todo, no se había extraviado, que ahí seguía tu sonrisa, que había sido todo una equivocación, un espejismo...

(No pierdas otra vez tu sonrisa, ¿o es que no ves el tiempo que tardo en volver a arreglar la casa?)

12 comentarios:

  1. Nunca se deberia perder la sonrisa, por esas pequeñas cosas que en ocasiones nos econtramos en el día a día-
    A veces es necesario encontranos con una persona que al mirarla provoca que esa sonrisa oculta vuelva de nuevo a asomar al rostro, acariciar el alama e iluminar ambas miradas

    besitos

    ResponderEliminar
  2. Una sonrisa puede llegar a ser la distancia más corta entre dos personas. No pongamos ni barreras ni fronteras entre nosotros. Sonriamos cada día. Genial el final del post. Say cheeeeeeeeeeeeese!

    ResponderEliminar
  3. A veces solo es necesario ver el reflejo de una sonrisa para volver a sonreir, porque las sonrisas no se pierden nunca, solo se empañan, se ocultan o se disimulan. Siempre hay un motivo para sonreir, aunque solo sea mantener el orden...

    Besitos sonreidos

    ResponderEliminar
  4. Tienes algo para ti en mi blog ME DEJO SEDUCIR 2, CON TODO MI CARIÑO, NOS CONOCEMOS HACE POCO PERO ESTOY SEGUIRA QUE ESTE CARIÑO SEGUIRA EN EL TIEMPO

    BESITOS

    ResponderEliminar
  5. Hay algo esperando en mi blog para tí. Si te apetece, tomaló

    Abracitos

    ResponderEliminar
  6. Capri, Loles: en el mismo día? No puedo creerlo! Muchas gracias a las dos!! Os lo agradezco de verdad!

    Petardy: Tienes razón en cuanto a que la distancia se difumina cuando la sonrisa aparece. Cheeeeeeeese!!!

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado, muy bonito y muy cierto, imprescindible no perder jamás la sonrisa, y si hace falta esforzarse en esbozar una imitación que tornará a ser la verdadera.
    Te agradezco un montón el deseo que dejaste en mi blog, muchoooo.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Gipsy, como siempre. Y con el final, sacaste también mi sonrisa a pasear. Abrazos
    (felicidades! :)

    ResponderEliminar
  9. Un regalo te está esperando en Petardylandia. Saludos!

    ResponderEliminar
  10. pero porque perdio la sonrisa? siempre optimista con una lagrima arregla todo.

    saludos

    ResponderEliminar
  11. Bueno pues aqui entro hoy, y lo hago desde la casa de Moony.

    Es un placer saludarte. Hoy voy con prisas, pero quería decirte algo.

    Qué bonito recuperar esa sonrisa que sólo se cruza entre dos personas, cuando crees que estaba muerta.

    Un besito, y volveré.

    ResponderEliminar